martes, 6 de marzo de 2007

¿Seremos tan tontos como los publicistas creen?

En la radio están haciendo una campaña de un número de teléfono (más) de estos de servicio de información (los que empiezan por 118: 118xx).

Se trata de que los usuarios recordemos las dos últimas cifras fácilmente.

El teléfono en cuestión acaba en 24. Pues a los publicistas no se les ocurre otra cosa que lo siguiente para que recordemos el 24: Que el día tiene 24 horas. Esto no estaría mal si no fuera por el "gancho". Algo así como
"...qué casualidad. LA NATURALEZA DIVIDE LOS DÍAS EN 24 HORAS..."
Así que el divino creador, al crear el mundo, ya en la génesis de su creación está estipulado que los días tendrían 24 horas. Y yo que creía que la división del día en partes era arbitraria, y que lo mismo puede dividirse en 24 que en 10, o en 35.

En fin, que lo peor es que estoy convencido de que los que hicieron el anuncio piensan efectivamente que la división del día en 24 horas es obra de la naturaleza...

2 comentarios:

Mafias dijo...

Y espérate que no haya algún colectivo que se sienta ofendido por esa afirmación de que la naturaleza dividió el día en 24 horas y demanden a la empresa exigiendo retirar esa campaña tan ofensiva.
En fin. Están locos estos romanos :-)

Guti dijo...

En ese lema hay algo positivo, y es que aunque sea una suprema sandez, el sujeto y el verbo concuerdan gramaticalmente. Ya es más de lo que pueden decir otros muchos publicistas...