lunes, 10 de marzo de 2008

La importancia de la compatibilidad (y el que guarda, halla)

El PC del despacho llevaba una temporada medio colgándose (al encender el monitor no salía nada). Hoy se fundió del todo, y era la tarjeta gráfica. Como mínimo el ventilador no funcionaba (una nVidia GEForce4 MX400 - año 2003 aprox.).

Y esto me lleva a una de las tradicionales ventajas de la arquitectura PC-compatible: la compatibilidad :-) Buscando en el baúl de los recuerdos encontré una vieja tarjeta gráfica PCI (una S3 Vision 864 (año 1996 aprox.). La puse, arranqué y voilá, funcionando a la primera.

Y esto a su vez al refranero popular: "el que guarda, halla".

(por cierto, si alguien tiene por ahí una tarjeta gráfica que donar, se agradecerá. Ésta sólo da 800x600, es una solución de emergencia...)

4 comentarios:

Ramón dijo...

Yo tengo una nVidia GeForce 4 MX 420 de 64 MB, es AGP. La tengo guardada en un cajón y hace tiempo que no se usa.

Si te vale, puedo donarla a la ciencia.

darioa dijo...

Muchas gracias por el ofrecimiento. La Universidad y yo agradecemos grandemente este gesto :-)

De todas maneras, ya lo tengo solucionado. Mi querido amigo Albizu (mralbizu.blogspot.com) me dio precisamente una GeForce4 440 que acabo de poner y funciona bien. Me parece que es mejor que la que se fundió.

Me llama la atención que la otra tenía un ventilador, en el manual de esta viene un foto con un ventilador, pero en la tarjeta sólo viene un disipador. Bueno, por lo menos el ventilador no cascará...

darioa dijo...

Me contesto a mí mismo sobre la falta del ventilador. Albizu me dio la pista: se lo quitó él porque metía mucho ruido :-)

Dice que funcionó años así sin quemarse. Lo malo es que este ordenador está encendido prácticamente de continuo en modo "servidor". No creo que aguante, así que lo mejor será ponérselo, digo yo...

(o esperar a ver si casca o no y aprovechar una segunda donación :-))

Ramón dijo...

La que yo tengo (es una MX 420) tampoco tiene ventilador. Simplemente un pequeño disipador negro.