lunes, 26 de mayo de 2008

F1 Mónaco 2008: Nada que perder ...y se perdió

Por lo menos la lluvia hizo muy entretenido el GP de Mónaco 2008 de F1. Habitualmente es una procesión de coches en fila india, más aburrida que una carrera normal salvo por la proximidad de los guardaraíles.

Lo más destacable, a mi entender:

- Con un coche inferior, una carrera en lluvia es la única posibilidad de poder subir al podio. Alonso no tenía nada que perder. Así que lo apostó todo al rojo ...y salió negro. Arriesgó en 3 ocasiones, y las 3 le salieron mal. Se fue contra el guardraíl al principio. Puso ruedas de lluvia extrema, ¡adelantó en Mónaco a un coche no inferior! (Webber), le taponó un lentísimo Heidfield y viendo que se le escapaba la carrera intentó adelantar en un sitio casi imposible, y se chocaron. Por cierto que Heidfield luego se abrió en ese mismo punto cuando lo adelantaron otros coches más rápidos (con una rueda algo desinflada, eso es cierto). Mantuvo las ruedas de lluvia, y en vez de llover más la pista se secó. El último cartucho fue poner ruedas de seco el primero, pero ya estaba muy atrás y el resto cuando vio que iban bien fue cambiando también.

- Las quinielas acertaron con Hamilton: chocó contra un muro (no acertaron con Alonso, que también lo hizo :-))

- Hamilton en su línea habitual de mala-buena suerte. Se estapinó cuando Massa le sacaba un mundo y tuvo que cambiar ruedas al principio, pero la salida un poco después de un coche de seguridad no sólo minimizó la pérdida de tiempo del toque, sino que recortó toda la ventaja que tenía Massa. Impresionante: de estar a 40 segundos o más del líder a estar pegado, y además ahora con ventaja en la estrategia al haber cargado gasolina en el cambio de rueda (eso le dió la victoria al final). Y además drive-through para Raikkonen. Este chico tiene la suerte de cara (salvo cuando se juegan los campeonatos :-)), porque de haber durado la carrera las vueltas previstas no hubiera llegado primero: al parecer tenía una rueda pinchada al llegar.

- Todos los pilotos que anduvieron por las primeras posiciones cometieron errores (Hamilton, Massa, Alonso, Raikkonen), excepto Kubica (buena carrera) y el pobre Sutil (excepcional con un Force India), al que Raikkonen (carrera para olvidar) enganchó por detrás al final y lo sacó de carrera.

- En cualquier caso, salvo que sus pilotos lo impidan, Ferrari debería tener el campeonato ganado. Este es un circuito donde teóricamente McLaren debería ser superior. Y ni en carrera ni en calificación superaron a los Ferrari. La victoria de Hamilton fue una mezcla de suerte y fallos de Ferrari, no por tener mejor ritmo.

1 comentario:

Nacho dijo...

Es increíble la suerte que tiene Hamilton a veces. Ya el año pasado termino de milagro que acabo la carrera con las ruedas destrozadas de rozar con el muro. Este año con lluvia termina tocando hasta reventar la rueda y aún así consigue llegar a boxes, cambiar ruedas y estrategia y acaba favoreciendole el coche de seguridad. Le voy a empezar a mandar mi quiniela para que me la rellene :-)
Sobre alonso, me recordó un poco a la época del R23 jugándosela ahí...a ver si ahora en canadá vuelve a ser el piloto frío y calculador de los últimos 3 años, que aunque ahora puede arriesgar más 1 punto siempre es mejor que ninguno :-)